Cooperativas no agropecuarias y nuevos actores económicos en Cuba


Las cooperativas en Cuba se han desarrollado principalmente en el sector agropecuario. En la última década se han iniciado algunos proyectos de creación de cooperativas no agropecuarias (CNA), y desde las reformas de 2021 se ha acelerado su proceso de aprobación. Este cambio estructural en el sector se ha producido simultáneamente con la posibilidad de crear otras formas de empresa, como las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) en el sector privado.

Estos acontecimientos históricos en la economía cubana han dado paso a un periodo coyuntural para el sector de las cooperativas y los pequeños productores y productoras. En este sentido, las principales tareas del trabajo de la DGRV han sido el fortalecimiento de la cooperación internacional, el impulso empresarial de las cooperativas y las MIPYMES, la vinculación entre actores y el asesoramiento en la creación de capacidades locales.

Sostenibilidad en la Bahía de La Habana


Junto con las contrapartes en Cuba, la Asociación Bremense de Investigación y Desarrollo de Ultramar (BORDA), las Américas, y el Grupo de Trabajo Estatal Bahía Habana (GTE-BH), la DGRV participó en la planeación del proyecto piloto i-DELSA, en el barrio La Prosperidad del Municipio de San Miguel del Padrón. El enfoque de i-DELSA fomenta la implementación de soluciones integrales descentralizadas para el saneamiento urbano y la gestión de aguas residuales.

En el proyecto piloto se consideraron los servicios de captación de agua pluvial, gestión de residuos sólidos urbanos y recuperación de materias primas, gestión de aguas residuales y reúso basados en acciones intersectoriales y progresivas. La DGRV colaboró en el diseño del modelo de cogestión participativa proponiendo un esquema ‘bottom up’ en el que el objetivo a largo plazo es formar una mesoestructura que coordine la gestión de los servicios de i-DELSA a nivel de cuenca.

La formación de cooperativas en el sector no agropecuario y MIPYMES es una gran oportunidad para combinar la formación de capacidades locales y la educación ambiental promoviendo la transición hacia modelos empresariales más sostenibles.

Capacitación para cooperativas y pequeñas unidades económicas


En el marco de la crisis económica derivada de la pandemia del COVID 19 y de las reformas normativas en los sectores financiero, monetario y empresarial en Cuba, la DGRV está apoyando a las nuevas cooperativas no agropecuarias y a las MIPYMES autorizadas a través de la formación para que puedan unirse y alcanzar objetivos colectivos, lo que mejorará su capacidad de acceso a los mercados nacionales e internacionales.

En estas actividades se ha priorizado la comunicación con algunos emprendimientos del municipio de San Miguel del Padrón que integran materiales reciclados en sus procesos productivos para promover iniciativas que contribuyan a la economía circular.

Para dichas capacitaciones, la DGRV colabora con el Instituto de Cooperación Internacional de la Asociación Alemana de Educación de Adultos (DVV) y la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) de Cienfuegos.

Intercambio de experiencias regionales


Dados los cambios económicos en Cuba, es importante conocer otras experiencias del sector cooperativo en la región para promover una visión actualizada de las cooperativas no agropecuarias y aprovechar la relativa facilidad de coordinación ahora que hay menos de 500 cooperativas autorizadas.

El intercambio estructurado sobre soluciones cooperativas busca poner énfasis en el desarrollo de los barrios, la gestión de la regeneración, la educación, la energía y la movilidad.

Project Stories